Escucha esta nota aquí

José Pedro Zambrano fue internado ayer en la noche en la clínica Santa Gracia de Trinidad (Beni) . El secretario general de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) se descompensó a su llegada a la cárcel de Mocoví, donde debe cumplir detención preventiva. 

Según la información de ABI, el dirigente se sometió a una revisión médica en el penal de Mocoví, según lo que dijo el galeno, Bruno Vargas.

"Él es un paciente diabético, ya hace unos meses soy su médico particular, está con una hiperglucemia muy alta, está con una arritmia cardíaca, seguramente por el estrés y por su situación de ser un paciente diabético", explicó.

En esa dirección, Vargas solicitó que se realice a Zambrano un electrocardiograma y análisis laboratoriales para descartar otras patologías.

Junto con otros dirigentes de la FBF, Zambrano es acusado de los supuestos delitos de organización criminal, legitimación de ganancias ilícitas, uso indebido de influencias, beneficios en razón del cargo, delitos tributarios y estafa con la agravante de víctimas múltiples.

Llegó ayer a Trinidad desde Sucre para ser recluido en el penal de Mocovi a fin de cumplir con la decisión emitida por el juez Quinto de Instrucción en lo Penal de la jurisdicción de Sucre, Roberto Valdivieso.