Más de 300 docentes de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS) deben devolverle al Estado más de 10 millones de bolivianos, según los resultados de una auditoria realizada por la Contraloría General del Estado. 

"Son más de 300 docentes y que, si no me equivoco, el monto supera los 10 millones de bolivianos. Estamos hablando de un millón y medio de dólares aproximadamente", expresó la autoridad en declaraciones recogidas por la agencia de noticias ABI.

Los datos indican que el daño económico al Estado se produjo producto del cobro de sueldos y beneficios sociales ilegales entre las gestiones 2007 y 2008, vulnerando la Ley Financial, cobrando montos mayores al sueldo del presidente Evo Morales.  

El representante regional de la Contraloría en Cochabamba, David Barriga, explicó que la auditoría efectuada inicialmente determinó que más de 190 docentes de la UMSS cobraron sueldos superiores al primer mandatario.

Además, unos 30 catedráticos de la UMSS recibieron beneficios sociales con liquidaciones calculadas sobre la base de sueldos superiores al del presidente. Sin embargo, el dinero no fue cobrado y ahora se espera un dictamen final para que los recursos pasen a arcas del Estado