Escucha esta nota aquí

El presidente Evo Morales consideró antiético que una autoridad electoral participara de una fiesta en la que se encontraban militantes del Movimiento Al Socialismo (MAS). Reiteró que la actuación de varias de esas autoridades dejó mucho que desear en los comicios. 

"Yo creo que es antiético, si es ilegal, no compartiría y ahí tiene razón la prensa por cuestionar, uno debería cuidarse. Veremos cómo superar ese tema", aseveró el mandatario en conferencia de prensa en Palacio de Gobierno. 

Dentro de varias fotografías difundidas en las redes sociales, se observa como el vocal del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Ramiro Paredes, festejó su cumpleaños con partidarios del MAS, por lo que fue denunciado para que deje sus funciones. 

La propia autoridad admitió el encuentro y señaló que "se vio sorprendido por la presencia de personas con distintivos de esa agrupación política, pero que lo volvería a hacer porque no tiene miedo y considera que no vulneró ninguna Ley". 

Morales sostuvo que "pedirá una reunión con las autoridades del Tribunal Electoral", señalando que algunos de los vocales "dejaron mucho que desear". Advirtió divisiones y dijo que se deben limitar a aplicar las normas y no dar una mala imagen a la institución. 

La vocal Dina Chuquimia, que goza de vacaciones obligadas por retuitear a un candidato del MAS, afirmó que le toca ahora a Paredes estar en la silla de los acusados y exigió a la Sala Plena asumir la aplicación de la Ley en el caso.