Escucha esta nota aquí

No es raro que los cables de los teléfonos móviles se estropeen luego de un tiempo de uso. Por más que los cuidemos, en algún momento se dañan.

Ya que este es un tema muy común, aprovechamos la oportunidad y te mostramos unos simples trucos que pueden ayudar a que esto no ocurra de manera frecuente.

Enrollar el cable correctamente, en la mayoría de los casos, los cables de los móviles se rompen o dañan porque los usuarios los guardan de manera equivocada. Lo más aconsejable es enrollarlo haciendo círculos pero sin ejercer la más mínima tensión en ellos, lo más flojo posible.
,

Enrollar el cable correctamente
,

Un resorte de bolígrafo, utilizar esta opción tan simple puede servir como refuerzo. Enrollando el resorte en los extremos del cable evitará que la parte más débil se dañe, ya que impide que el cable se doble y pierda su protección.,

Un resorte de bolígrafo
,

No estirarlo, esto es común, ya que muchos de los usuarios acostumbran a estirar los cables mientras están cargando, eso provoca que los extremos se desprendan más rápido, si no puedes dejar de utilizar tu celular mientras está conectado, colócate cerca de él así no tendrás que estirarlo o usa un alargador y acércalo a ti.,

No estirarlo al cargar
,

Cable reforzado, es una opción más rápida. Busca un cable que viene con protección reforzada, estos traen una protección sobre el plástico común que parece una cuerda, esto protege mucho más tu cable ya que tiene una duración ilimitada.

,
Cable reforzado