Bolivia y Perú acordaron estudiar el trazo del corredor bioceánico central entre Brasil y Perú, cuyo proyecto inicial no contempla Bolivia. El presidente Evo Morales informó que "se espera estudiar, como acordamos, por el bien de todos". 

El primer mandatario señaló que se terminaron de pavimentar todos los caminos hacia Brasil y admitió que quedan pendientes algunos tramos cerca de la frontera con Perú. Anticipó que se seguirá trabajando en coordinación con el vecino país. 

"Las carreteras bioceánicas van a ayudar bastante para el desarrollo de nuestros pueblos, para el comercio interno y externo. He visto nuestras declaraciones y planes de acción", resaltó el mandatario sobre el trabajo de las comisiones binacionales. 

La máxima autoridad boliviana anticipó otro proyecto bioceánico, que comprenderá el norte del país y beneficiará también a Perú y Brasil, esperando consolidar esa iniciativa para fortalecer el desarrollo económico de la región. 

"Otra vía bioceánica de San Lorenzo hacia La Extrema, en el departamento de Pando, y de ahí conectar a Riberalta y Guayaramerín. Con seguridad, si hay exportadores de Brasil al Perú o de Perú al Brasil, acortarán los tramos, la distancia y será menos costo para el tema combustible", informó Morales. 

Preocupación sobre el narcotráfico

Morales dijo que "lamenta que una parte de nuestra hoja de coca está siendo desviada al mercado ilegal. Esperemos afrontar tareas para combatir este problema y compartir la experiencias entre ambos países".

Al respecto, Humala explicó que "necesitamos mejorar nuestras coordinaciones fronterizas para darle mayor tranquilidad y seguridad a los pueblos, en particular en la frontera".

También puso a disposición del Perú el conocimiento sobre energía, como la instalación de gas domiciliario y reiteró sus críticas hacia la actitud de Estados Unidos (EEUU) sobre el cuidado al medio ambiente en América Latina.