El Canciller de Bolivia, David Choquehuanca, calificó "lamentable" que en Chile se hable de salir del Pacto de Bogotá para evitar responder por la Demanda Marítima y la nueva causa que se analiza por el uso "ilegal" de las aguas del Silala. 

"Este Pacto de Bogotá es para que resolvamos de forma pacífica nuestros problemas, a no ser que quieran resolver por otras formas. Sería lamentable, cuál sería el mensaje, si el Pacto de Bogotá es para resolver de forma pacífica todos los problemas que puedan surgir entre países", explicó la autoridad en entrevista con "Esta casa no es hotel".

Conoce más: Alarma en Calama ante el juicio por aguas del Silala


La autoridad aseguró que el país tiene la capacidad de atender las dos causas ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ). "Los bolivianos tenemos la suficiente energía, tenemos capacidad y creo que hemos recuperado nuestra autoestima, y pienso que no significa ninguna interferencia en el litigio marítimo", explicó.

Reiteró que Chile utiliza de forma "ilícita y arbitraria" el liquido elemento del manantial, ubicado del lado boliviano de la frontera en el departamento de Potosí. "Para ejercer nuestra soberanía todos tenemos que hacer los máximos esfuerzos, para la Demanda Marítima ha sido importante la unidad del pueblo boliviano", aseveró.

Lea también: Bolivia prepara comisión para visitar el Silala

Recordó que "en el Lauca nos hemos callado hasta el 2010, no hemos dicho esta boca es mía" y acusó a anteriores autoridades de Gobierno de no tener "coraje" para hacer los reclamos internacionales. Recordó que en periodos neoliberales incluso se habló de exportar las aguas del Norte potosino.