Escucha esta nota aquí

Madelen Pahe Chambi, la primera sentenciada dentro del caso bebé Alexander, admitió que encontró a la criatura con sangrado en su cavidad anal, por lo que previo a trasladarlo al hospital realizó un aseo del niño, impidiendo con ello una atención médica oportuna.

Según el fiscal de Distrito de La Paz, Paúl Franco, esta revelación corrobora los datos obtenidos en el proceso de investigación en sentido de que hubo una agresión sexual al niño de ocho meses de edad.

La autoridad indicó que la investigación sigue en curso, tomando en cuenta que son varias las personas que están imputadas en este caso. Ayer se dictó la primera sentencia, condenando a cinco años de cárcel a Pahe.

Además, ante los cuestionamientos por la imputación, el Fiscal dijo que, de acuerdo a la ley, “la calificación del delito es provisional, puede ser ampliada o cambiada por otro tipo penal mientras se desarrolla el proceso de investigación”.

“Por un lado, se encuentra una valoración médica y, por otro, tenemos un certificado médico forense, certificado de defunción, un protocolo de autopsia y todos dan cuenta de la existencia de la agresión sexual”, afirmó Franco, sobre los aspectos que llevan a arribar a la agresión sexual.

Informó que "se encontró en la región perianal del bebé antígeno prostático específico, que solamente se produce en el órgano viril masculino”. En ese sentido, el fiscal de Distrito de La Paz garantizó que existen los elementos de convicción para sostener la fundamentación de que hubo agresión sexual.

“La mamita ha reconocido haber advertido en el bebé sangrado en la región anal que concuerda con los hechos que venimos investigando en torno a la presunta agresión sexual que estamos manejando como una hipótesis, como una posición enraizada en la comisión de fiscales para venir sosteniendo lo que hace a la investigación”, agregó.