Escucha esta nota aquí

A dos meses y una semana del inicio del brote de chikunguña en Santa Cruz, ya son 78 los casos confirmados de esta enfermedad, y en el laboratorio del Centro Nacional de Enfermedades Tropicales (Cenetrop) hay dos casos en estudio.

Esta semana que concluye, la curva epidemiológica alcanzó el pico más alto, con 17 nuevos casos, pues en la semana anterior (llamada semana cinco) hubo 14 casos positivos, informó el gerente de Epidemiología del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Roberto Tórrez.

Tórrez dijo que esta situación está obligando al Sedes y al gobierno municipal a reforzar los trabajos de fumigación, eliminación y destrucción de criaderos del mosquito Aedes aegypti, especialmente en la Villa Primero de Mayo, donde se presentaron los primeros casos.

El epidemiólogo descartó que haya algún paciente grave, por el contrario, todos han evolucionado favorablemente.

Se viene una gran minga
Explicó que es posible que este jueves se lleve a cabo una minga, sin suspensión de actividades, en la Villa Primero de Mayo, con la finalidad de cortar el brote de transmisión. La definición se tomará este lunes.
Recordó que en este distrito ya se completó con los cuatro ciclos de fumigación, pero es necesario una minga (jornada de limpieza) con el apoyo de los vecinos y sus dirigentes.

“Seguimos trabajando con los 250 médicos del programa Mi Salud, que hacen el servicio rural obligatorio; así como con los gendarmes y los médicos del programa Vectores, de la Gobernación, solo se suspende la tarea los sábados y domingos por mantenimiento de equipos y reposo”, explicó el galeno.

También indicó que se continuará la labor de prevención en las zonas de la Villa Primero de Mayo, el Plan Tres Mil y en los Chacos (Pampa de la Isla), debido a que el virus se ha extendido por toda la ciudad.

No hay colapso en el sistema
Según Tórrez, las 78 personas que dieron positivo al chikunguña fueron atendidas en los hospitales del sistema público de salud. “No tenemos dificultades para atender los casos en los 60 centros asistenciales públicos, no hay sobrecarga de pacientes”, aseguró.

No obstante, alertó que la epidemia continuará avanzando, debido a que el chikunguña es un virus nuevo y la población es susceptible al contagio.

En tal sentido, exhortó a la población a aprovechar este fin de semana para limpiar sus patios y canchones, echando a la basura todos los recipientes que contienen agua de lluvia, o en todo caso, mantenerlos boca abajo o taparlos.