Escucha esta nota aquí

Hombre clave en la clasificación de Guabirá a la Copa Sudamericana. Marcelo Aguirre habló en el programa Los Más Buscados de DIEZ sobre las claves del conjunto azucarero para volver a un torneo internacional después de 22 años. El volante argentino resaltó la unidad del grupo como factor importante para lograr el objetivo.

Contento. La gente estaba esperando una clasificación a un torneo internacional desde hace mucho tiempo, estoy contento por haber formado parte de este grupo y eso me hace sentir bien, los hinchas se lo merecen. El plantel hay buenas personas y todos tiramos hacia el mismo objetivo. Pasamos momentos malos por las lesiones y otras cosas, pero superamos esas desgracias, fuimos fuertes de la cabeza y jugamos todos los partidos a full para lograr el objetivo. Entramos en la historia del club consiguiendo este logro.

Cambio. Generalmente Guabirá se caracterizó por los problemas, casi todos los años se peleaba por el descenso, pero hace un año y medio se empezó a hacer las cosas bien, los dirigentes tenían que buscar jugadores que realmente quieran venir y pelear por no descender. La idea era esa, no pelear por una copa.

La mano de ‘Tucho’. Lo tuvo dos veces en Oriente Petrolero, él fue el técnico que me hizo traer al fútbol boliviano, y para este año ya lo conocía, cuando se conoce a la gente ya uno sabe cómo trabaja, piensa y sirve para intercambiar opiniones y mirar hacia adelante como lo hicimos nosotros para lograr cosas importantes.

Clave del logro. Es un trabajo que viene desde arriba, desde Rafael Paz (presidente), pasa por los dirigentes, cuerpo técnico y jugadores, que tratamos de sacar buenos resultados en la cancha, hay gente que se sorprende con el funcionamiento del equipo, porque fuimos superiores en casi todos los partidos.

Recuerdo. Ese partido merecíamos ganar (ante Wiltermann en Montero), nos anularon un gol legítimo, de local nos hicimos fuertes, antes los rivales venían a jugarle a Guabirá con dos y hasta tres delanteros, pero nosotros corremos, metemos y aprovechamos el calor, es una virtud y no hay equipo que venga a jugarnos de igual a igual.