Escucha esta nota aquí

Guabirá consiguió un triunfo que necesitaba y lo hizo nada menos que ante Blooming. El equipo rojo, que dirige Tucho Antelo, se impuso por 3-1 jugando otra vez en la Caldera que había ingresado en receso para refaccionar su gramado.

Los rojos llegaron a la victoria gracias a los goles de Nelson Amarilla (41'), José Alfredo Castillo (58') y Juan Carlos Montenegro (83') que cerró el marcador cuando Blooming apretaba luego del descuento que convirtió Hugo Bargas (75').

No hubo discusión en el triunfo de Guabirá que fue más, sobre todo en el primer tiempo donde inquietó por izquierda con Mateo Zoch como principal protagonista y con Marcelo Aguirre manejando los hilos desde el medio. A ellos se sumó bien Castillo que en el área rival siempre lleva peligro.

El gol a los 41' fue justamente el premio a ese tesón de ir hacia el frente. Un tiro libre de Aguirre lo cazó bien Amarilla que elevándose entre los zagueros rivales, conectó de cabeza para el 1-0 parcial.

En el complemento y con el ingreso de Montenegro por Zoch, Guabirá ganó en velocidad, porque el 11 rojo habilitó poco después a Castillo, que fusiló a Hugo Suárez para el 2-0 parcial. El único momento de susto para el local fue cuando Bargas, que ingresó por Britos, puso el 1-2.

Pero no contaban con la astucia de un encendido Montenegro que antes del cierre del encuentro, marcó de globito el 3-1 definitivo originando los aplausos de una Caldera que volvió a ver a su Guabirá y que celebró un triunfo esperado. No ganaba Guabirá desde el 24 de septiembre, en la fecha 12, ante Universitario.

Pero además la victoria le permite sacudirse de una mala racha de tres partidos seguidos sin ganar. El mejor del partido terminó siendo Montenegro que fue inquietante y que De Miranda y Rioja no pudieron agarrar. El 3-1 espantó también los fantamas de seguir bajando en la tabla acumulada. Guabirá, ganó bien.