Escucha esta nota aquí

El presidente de Guabirá, Rafael Paz, lamentó el poco avance en la refacción del estadio Gilberto Parada, de Montero. El dirigente cuestionó el retraso de las obras. "Estamos desesperados por volver a la Caldera", dijo el montereño este miércoles después de la derrota ante Wilstermann (1-3) en Warnes.

El equipo azucarero jugó de local en el estadio warneño porque el campo de juego está en estado deplorable. "La parte de los camarines está bien, pero la cancha da ganas de llorar", cuestionó el dirigente. Paz espera que la Gobernación acelere los trabajos para que el cuadro azucarero vuelva a jugar de local en Montero.

"Esperemos que la Gobernación tome cartas en el asunto seriamente y no lo tome como chiste. El lunes estamos presentando una carta para hablar con el gobernador (Rubén Costas) y para que la cancha esté en los próximos 30 días", indicó.

Guabirá jugará la Copa Sudamericana ante Liga Deportiva de Quito de Ecuador. El partido de ida será el 10 de abril en suelo ecuatoriano, mientras que la vuelta está programada para el 5 de mayo, fecha en la que se espera que el campo de juego esté en buenas condiciones.

 DIEZ intentó comunicarse con el director del servicio departamental de deportes, Guillermo Saucedo, para conocer detalles de la obra, pero no respondió a nuestro llamado. Los trabajos de refacción comenzaron hace poco más de dos meses.