Escucha esta nota aquí

En una batida de prevención realizada la noche del viernes en algunos barrios del Plan Tres Mil, un contingente policial arrestó a 35 jóvenes, entre ellos 10 menores de edad, que fueron sorprendidos ingiriendo bebidas alcohólicas, y en algunos casos drogándose, en la vía pública, hecho que está prohibido por ley.

Todos fueron llevados al puesto policial del Plan, donde se hizo una ficha individual y se comprobó que muchos integran pandillas en la zona. El coronel Alfonso Siles, subcomandante de la Policía, informó de que se citó a los padres de los menores para entregárselos bajo compromiso firmado, pero ninguno apareció.

“Los papás no tienen ningún control sobre sus hijos; es más, no querían ir al recinto policial a verlos porque les temen, eso es increíble”, lamentó el subcomandante y agregó que se convocó a la Defensoría de la Niñez y Adolescencia para que vea por los menores.

Entretanto, “a los mayores de edad se los arrestó durante ocho horas y ayer por la mañana hicieron el trabajo comunitario de limpiar una plaza y el recinto policial”, manifestó la autoridad verde olivo.