Escucha esta nota aquí

Tenía 16 años cuando vio su primer desfile de modelos en Cochabamba, su ciudad natal. Quedó impresionado y supo lo que quería hacer en la vida. Los diseños y las pasarelas quedaron grabadas en su retina. Su padre le dijo que no lo iba a lograr, pero cuatro meses después de esa experiencia, Marcelo Tórrez organizó su primer desfile de modas.

Estudió maquillaje, diseño y asesoría de imagen. Vivió en España por 20 años, allá aprendió peluquería. Hace un año retornó al país con nuevos proyectos y desafíos. 

"Creé la escuela de modas Mannequim hace ocho meses y ahora quiero darle un giro más inclusivo y que promueva la diversidad. Como lo están haciendo los grandes modistos de todo el mundo", expresó.

Su escuela forma a modelos hombres y mujeres, desde los 13 hasta los 70 años, delgadas y de tallas grandes y las llamadas '"petits", que miden desde 1.50 metros. Actualmente forma a una estudiante que tiene 68 años . "Queremos abrir el camino para estas personas y que también tengan trabajo al terminar los cursos", dijo.

Daniel Arrollo y Marcelo Tórrez, son pareja y ambos son dueños de la agencia