Escucha esta nota aquí

Enfrentamientos cerca de la plaza Murillo entre Policías y médicos que marchan por el centro de la ciudad, el Gobierno opta por salir a clausurar las farmacias que determinaron no atender al público; la Fiscalía anuncia investigación a uno de los dirigentes. Todo eso conforma un panorama que dispara la tensión en La Paz por el conflicto del sector que demanda y el oficialismo vuelve a condicionar el diálogo a la suspensión de las protestas.

 

 

El conflicto lleva 27 días. Los galenos se oponen a la creación de una Autoridad de Fiscalización y a un artículo del nuevo Código del Sistema Penal que sanciona la mala praxis.

Una marcha que bajó desde El Alto y recorría el centro paceño acabó en enfrentamiento con efectivos de la Policía que intervinieron con agentes químicos en el perímetro exterior de la Plaza Murillo para evitar que el ingreso se acerque más al centro del poder.

Puedes leer: Inician la clausura de farmacias que cerraron sus puertas 

El Ministerio de Salud ejecutó esta mañana la clausura de las farmacias que pusieron carteles, se plegaron a la movilización y cerraron sus puertas para atención al público. La ministra Ariana Campero anunció que hay casos en La Paz y Cochabamba.

El fiscal general, Ramiro Guerrero informó que hay una denuncia por racismo y discriminación contra el presidente del colegio médico de La Paz, Luis Larrea. Los denunciantes presentaron una grabación como prueba, “está en conocimiento del fiscal y en los próximos días Larrea sería convocado a declarar”, confirmó.

Guerrero aclaró que no hay ninguna orden de aprehensión contra el dirigente médico.

El presidente del Senado, José Alberto Gonzales ratificó que como dijo el presidente Evo Morales, el Gobierno negociará solamente si el sector desiste de sus medidas de presión.