Escucha esta nota aquí

Todavía no tienen en limpio las directrices ni las cifras redondas antes de afrontar su participación en el próximo torneo Apertura 2018, tras el retorno de Destroyers al fútbol profesional, pero, antes que nada, la primera medida será apurar las gestiones para la retención de varios jugadores que fueron decisivos en el ascenso después de una larga espera.  

Consumado el objetivo tras una dramática definición frente a Petrolero del Chaco, que terminó último en la tabla acumulada de la Liga, la dirigencia del club cuchuqui se reunió anoche para comenzar a planificar los objetivos a corto, mediano y largo plazo, ahora como ligueros.

También puedes leer: Blanco: “No podemos gastar lo que no tenemos”

“Estamos tomando las cosas en serio, pensando en clasificarnos a una Copa Sudamericana, no hemos vuelto a la Liga para estar en la cola”, manifestó Renato, el brasileño que funge como gerente deportivo del club.

Tiene en lista nombres de jugadores que pueden llegar, pero primero necesita saber cuáles son los objetivos que se plantea la dirigencia y la plata con la que piensa contar para la temporada que se avecina. “Lo primero que tenemos que ver es con cuánto se puede contar, económicamente, para comenzar a armar un equipo con esa plata”, indicó.

Hasta ayer no se había oficializado públicamente la continuidad de José ‘Pepe’ Peña al mando del plantel. Sin embargo, se da por descontado que el ex futbolista cruceño seguirá al frente del equipo porque tiene contrato vigente hasta septiembre del próximo año.

Dio el primer paso

Es más, con la idea de ir ganando tiempo al tiempo, Peña comenzó a dar los primeros pasos en la conformación del plantel que pretende tener para la temporada liguera, que arrancará a finales de enero o inicios de febrero de 2018. La fecha se acordará el viernes 5 de enero durante una reunión de consejo superior, la primera del año y con los otros dos nuevos integrantes presentes, Aurora y Royal Pari FC.

Te puede interesar: Imágenes del ascenso destroyano

Las prioridades

El arquero brasileño Alexandre Silva, el defensor central paraguayo Carlos Duarte, los volantes nacionales Diego Paz y Daniel Saravia, además del delantero Ángel Cuéllar, este último también nacional y autor del gol que consolidó el ascenso, son prioridad para los encargados que ven la parte futbolística.

Además, a la finalización del partido disputado el miércoles en el Tahuichi, se llegó a un acuerdo verbal para que el espigado defensor Víctor Cruz se quede por una temporada más en el club.

El brasileño, de 30 años y con pasado exitoso por el Atlético Paranaense, fue determinante desde su llegada a Santa Cruz para el ascenso de los cuchuquis al fútbol de la Liga. No es el único seguro, la mayoría de los jugadores tiene contrato vigente, pero para algunos tendrá que haber una mejora salarial al convertirse en club liguero.

La planilla mensual bordeaba los $us 20.000 en los torneos de la Primera A y la Copa Simón Bolívar; sin embargo, esa cifra sufrirá un ascenso ostensible por lo menos hasta $us 50.000. El objetivo es armar un plantel, acorde con la realidad económica, para dar pelea al resto de los equipos y no tener que sufrir la amarga experiencia de descender de nuevo al fútbol de la ACF.

Tavares tiene que volver al club y Rodrigo Vargas está en la mira

El delantero brasileño Jefferson Tavares tiene contrato con Destroyers hasta 2019, y por lo tanto, debe volver para el inicio del trabajo de pretemporada.

El exjugador de Real América y últimamente Deportivo Kala tiene características de un delantero fuerte y veloz. Donde le tocó estar fue goleador del equipo. Hace un par de años Destroyers lo cedió a préstamo a Real América porque prometió pagarle mejor salario, al igual que en Deportivo Kala, equipo con el que estuvo cerca de ascender a la Liga.

El DT José Peña aún no ha dado el visto bueno para que Tavares arregle su retorno al club.

El jugador que sí interesa a Peña es Rodrigo Vargas. El delantero de Petrolero del Chaco posee las características que le agradan al entrenador cuchuqui.

Los otros tres jugadores de Petrolero que entran en los planes del técnico cuchuqui son los mediocampistas Álvaro Quiroga, Carlos Antonio Melgar y Cristian Paúl Arano, además de otros que tiene en carpeta y encomendará para que la dirigencia haga gestiones.

Se necesita otro central más y un delantero de área

Para el rearmado del equipo se piensa en dos jugadores extranjeros más, un marcador central y un centrodelantero. A esa conclusión llegó Renato, gerente deportivo del club, que en coordinación con el técnico, José Peña, tomará decisiones clave.

Hay dos nombres que se aproximan para cubrir esas vacantes, pero se mantendrán en reserva hasta que se cierre todo.

Por ahora, los cuatro extranjeros en el plantel y aparentemente con luz verde para quedarse son el arquero Alexandre Silva, el central paraguayo Carlos Duarte, y los volantes Víctor Cruz y Jonathan Salinas, el primero brasileño y el segundo, paraguayo.

Los jugadores que van a llegar para reforzar las líneas tienen que adaptarse a las exigencias del club, pero además al factor económico.

En las próximas horas, antes de cerrarse el año, tiene que haber ya elaborado un bosquejo del plantel que se pretende armar.