Escucha esta nota aquí

Ocho personas, todas integrantes de una misma familia, fueron asesinadas en una región rural del estado de Ohio (medio-oeste de EEUU), informaron las autoridades que este sábado realizaban la búsqueda de los autores del múltiple crimen.

Siete cuerpos fueron encontrados en tres casas a lo largo de una carretera y luego un octavo en un cuarto lugar a poca distancia, indicó Charles Reader, comisario del condado de Pike, en Ohio.

Se trata de "adultos, con excepción de un menor" de 16 años, destacó durante una conferencia de prensa, en la que precisó que todos eran parte de la misma familia.

Varias de las víctimas se hallaban en la cama en el momento del drama, al que sobrevivieron dos bebés, uno de cuatro días de nacido y otro de seis meses, y un niño de tres años, señaló Reader.

"Cada una de las víctimas parece haber sido ejecutada, cada una parece haber sido alcanzada por una bala en la cabeza", dijo a su vez el fiscal del estado de Ohio, Mike DeWine, durante la rueda de prensa.

"Según las primeras observaciones (...) ninguna de estas personas se suicidó", subrayó DeWine, y agregó que "el individuo o los individuos (responsables de estos crímenes) permanecen en fuga".

"No se ha detenido a nadie", agregó el comisario, que no evocó ningún movil de los asesinatos. Según señaló la comisaría, entre la primera y la cuarta escena del crimen median 50 km de distancia.

Jeff Ruby, un empresario de la región de Cincinnati, ofreció este sábado una recompensa de 250.000 dólares por información que conduzca al arresto de los implicados en el crimen.

La familia Rhoden, la que pertenecían la mayoría de las víctimas, publicó asimismo un comunicado pidiendo un "tratamiento respetuoso hacia esta familia por sus pérdidas" y reclamando a sus conciudadanos que colaboren con las investigaciones en curso. El gobernador del estado y candidato en las primarias republicanas John Kasich indicó en Twitter que este incidente era "trágico más allá de toda comprensión".

La policía señaló que se han interrogado a unas 30 personas.
El comisario Reader pidió a los vecinos permanecer dentro de sus viviendas, señalando que los individuos que se buscan "constituyen un riesgo, podrían estar armados y son peligrosos".

"Aún no sabemos si se trata de un sólo individuo, dos o tres, o incluso más" los autores del crimen, indicó el fiscal DeWine.