Escucha esta nota aquí

El presidente Evo Morales afirmó que pueden ser despedidos los funcionarios públicos que no hubieran aprendido un idioma nativo hasta el 2 de agosto, tal como dice la ley General de Derechos y Políticas Lingüísticas que entró en vigencia en 2012. 

"Desde el 6 de agosto vamos a despedir a aquellos funcionarios que no sepan halar una lengua nativa", aseveró en la víspera la máxima autoridad del país durante un discurso pronunciado en el municipio de Puna, del departamento de Potosí. 

La norma obliga a los servidores públicos a aprender un idioma originario en un plazo de tres años, por lo que el viceministerio de Descolonización optó por iniciar cursos intensivos para cerca de 300.000 personeros en todo el país. 

Morales recordó que la opción por el aimara, quechua o guaraní dependerá de la región en la que se encuentre cada funcionario público y destacó que la iniciativa fue asumida para prestar un mejor servicios a la población. 

Según se conoce, el viceministerio de Descolonización, el Ministerio de Cultura y el Ministerio de Educación, además de la Escuela de Gestión Pública Plurinacional (EGPP), están encargadas de los cursos, que también contemplan a los ministros de Estado.