El ministro de Salud, Rodolfo Rocabado, informó este miércoles que la reunión con las autoridades de los Servicios Departamentales de Salud (Sedes) de todo el país, para analizar el tema de la implementación del nuevo Sistema Único de Salud (SUS), ha sido reprogramada para el miércoles 7 de noviembre, a petición de tres directores 

Según el ministro, esta reunión es importante porque se abordará los cambios que se vienen desde enero de 2019, fecha en que se pretende poner en vigencia el SUS.

Con respecto a la decisión de algunos sectores, como el Sedes de Santa Cruz y el Colegio Médico de no participar en este encuentro, Rocabado lamentó dicha actitud. Dijo que ambas instituciones tampoco les hizo llegar propuestas técnicas ni las conclusiones arribadas en un encuentro paralelo que se llevó en la capital cruceña. 

"El Colegio Médico tiene una posición política sesgada; ir contra el seguro gratuito muestra la verdadera cara del Colegio Médico. Lamenten que se dupliquen esfuerzos, pero tarde o temprano ellos van a ser parte (del nuevo sistema)", expresó.

Pacientes con cáncer

Por otra parte, el ministro de Salud también informó de que el Gabinete aprobó el Decreto Supremio N.º 8082 para la transferencia de 21 millones de bolivianos para la atención de pacientes con cáncer, por el periodo de un año.

Rocabado explicó que el nuevo decreto establece el pago a instituciones públicas y privadas para la atención gratuita de enfermos con cáncer que necesiten de radioterapia. "Tenemos una lista de 28 personas, entre niños y adultos. Estamos procediendo de la misma forma en Santa Cruz", manifestó el ministro. 

Explicó que para beneficiarse de la gratuidad de este tratamiento, los pacientes primero deben acudir donde un oncólogo y será este especialista quien diga qué tipo de tratamiento debe seguir el paciente. 

Indicó que la idea es beneficiar a un mínimo de 50 enfermos, cada uno de los cuales recibirá entre 25 y 30 sesiones de radioterapia, todo dependerá de lo que médico determine. 

Santa Cruz

En Santa Cruz, los familiares de niños con cáncer están molestos, porque la ambulancia equipada que entregó el Ministerio de Salud al Instituto Oncológico carece de SOAT y tampoco tiene placa.