Escucha esta nota aquí

El presidente de Bolivia, Evo Morales, y el nuevo primer ministro griego, Alexis Tsipras, conversaron este martes por teléfono y acordaron realizar visitas mutuas para fortalecer los lazos de amistad entre ambos países, informó la ministra boliviana de Comunicación, Marianela Paco.

En el diálogo ambos líderes coincidieron en realizar esas visitas para "trabajar en un hermanamiento entre los pueblos", señaló la autoridad.

Morales expresó al recién electo gobernante griego que el triunfo obtenido en las urnas el domingo por la coalición izquierdista Syriza, liderada por Tsipras, ha sido contundente y refleja una "luz de esperanza para Europa", según la ministra.

"Ambos líderes han manifestado sentimientos mutuos de hermandad (...) Esta celebración conjunta es por sus pueblos, porque son pueblos anticapitalistas y porque son pueblos que buscan justicia", detalló Paco.

Su partido sigue a Bolivia
?

Horas antes, el vicepresidente boliviano, Álvaro García Linera, consideró que la victoria de Tsipras es también la victoria de Bolivia, al tratarse de revolucionarios de izquierda.

Según el vicepresidente, esa agrupación griega publica en sus periódicos los discursos de Morales y hace un seguimiento de lo que sucede en Bolivia con las reformas impulsadas por el gobernante.

La coalición Syriza es la clara vencedora de las elecciones en Grecia con un 36,34 % de los votos y 149 escaños, dos por debajo de la mayoría absoluta.

Tsipras, decidido a acabar con la austeridad

En su primer discurso como primer ministro, Tsipras dijo que Grecia "ha dejado atrás la desastrosa austeridad", al tiempo que mostró su intención de negociar con los acreedores del país "una solución justa, viable, duradera, que beneficie a todos".
?
Bruselas no ha tardado en avisar al nuevo jefe de gobierno griego de que no existe ninguna intención de borrar la deuda del país, frente a la restructuración que demanda.

Ceremonia civil

El nuevo primer ministro optó por una ceremonia civil durante su nombramiento, en lugar del tradicional juramento religioso.

Para su primera salida oficial, eligió una visita muy simbólica: el muro de los fusilados de Atenas, donde 200 comunistas fueron ejecutados en 1944 por los nazis, un monumento emblemático de la resistencia griega frente al ejército alemán.