Escucha esta nota aquí

Desde las cero horas de este miércoles, choferes del transporte internacional del país mantienen bloqueada de forma indefinida la frontera con Argentina. La medida de presión se instaló en la avenida Bolivia (Yacuiba) y exigen a Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), dejar sin efecto la rescisión de contratos con las empresas Creta SRL y Vartra-Boliq.

Ambas firmas de transporte de líquidos fueron afectadas por denuncias de participación en actividades de tráfico de drogas hacia Argentina.

Pedro Quispe Condori, secretario general del Transporte Pesado Internacional, informó que el bloqueo no se levantará mientras que el presidente de la estatal petrolera, Guillermo Achá, restituya los contratos con las empresas afectadas y devuelva el transporte de líquidos a las empresas bolivianas.

“Hemos cerrado la frontera, pero el pueblo sigue trabajando, nuestro bloqueo no perjudica el tránsito de las movilidades pequeñas, solo afecta al transporte pesado. No estamos dejando circular al transporte pesado internacional que importan diésel y gasolina, porque nos han quitado la carga de Yacimientos”, denunció Quispe.

Reunión con el presidente de YPFB

El presidente de YPFB, Guillermo Achá, tiene previsto trasladarse hasta la ciudad fronteriza de Yacuiba y reunirse con la dirigencia del transporte pesado con el ánimo de persuadir a los bloqueadores y dejar expedito el transporte de líquidos al país, a fin de no poner en riesgo la provisión de diésel al país.

“Si llegamos a un acuerdo con el presidente de YPFB y se restituyen los contratos con las empresas afectadas, nosotros levantamos el bloqueo inmediatamente, caso contrario mantendremos bloqueada la importación de diésel y gasolina”, afirmó Quispe.

Según datos del sector, por la frontera argentina circulan 250 camiones cisterna cada semana con 8,5 millones de litros de carburantes.