Escucha esta nota aquí

En el marco de agilizar los trámites de adopción de menores, la Gobernación ha decidido impartir los cursos para padres adoptivos una vez al mes. Antes se los realizaba cuatro veces al año. El curso de padres adoptivos forma parte de los requisitos que exige este proceso, competencia que está a cargo de la Gobernación a través del Programa de Asistencia Social.

Con esta medida también se busca incentivar y motivar a la gente a que puedan adoptar un menor. En los centros de acogida 3.000 niños esperan tener una familia y un hogar. El pasado jueves concluyó el curso de preparación para padres adoptivos con la participación de 14 personas, cinco matrimonios y cuatro solteras.

“Estamos con los cursos una vez por mes y aunque se ven reducidos en cantidad nos emociona ver personas interesadas en adoptar niños. Vamos a motivar a la gente, a que puedan conformar una familia adoptando a un niño, los tabús sobre la adopción deben acabarse”, manifestó Ariel Villarroel, de Asistencia Social