Escucha esta nota aquí

Los desaciertos de la gestión del exgobernador Lino Condori le pasan la factura al MAS en Tarija, región que figura como el bastión del No a la reforma constitucional para permitir la reelección de Evo Morales por un periodo después del 2019, según la encuesta de Mori.

El estudio dice que el 54% de los tarijeños apoya el No y un 22% respalda al Sí. Para el expresidente del Comité Cívico, Walter Mogro, el pueblo no se olvida del “desconocimiento a la voluntad popular que eligió a Mario Cossío gobernador en 2010 y que desde Palacio se impuso a otra autoridad”. A esto se suma el manejo económico en la gestión de Condori. Nadie ha respondido por el destino de los Bs 18.000 millones que manejó.

El jefe departamental del MAS, Casildo Gudiño, minimizó la importancia de la encuesta y dijo que no refleja el sentimiento de la población, sobre todo en el área rural, donde reconocen a Evo, opina él.

En contexto
Para el historiador tarijeño Eduardo Trigo, los 32 puntos de ventaja que tiene el No se explican a partir de una suma de hechos de la historia regional reciente donde la administración de Condori es un lastre y la salida del MAS del dirigente Luis Alfaro, que es un importante líder campesino, terminó por dividir al partido de Gobierno al alejarse. /DM y?RD