Escucha esta nota aquí

"O Rio de Janeiro continúa lindo...", corearon Gilberto Gil y otras 40.000 personas el sábado a la noche en un emotivo homenaje de famosos artistas brasileños a la ciudad tropical que inició así los festejos por su 450º cumpleaños.

Los jardines del Parque da Boa Vista, que en el siglo XIX fue una de las residencias oficiales de la familia imperial de Brasil, se llenaron de decenas de miles de cariocas de todas las edades que desafiaron la lluvia para festejar el aniversario de su ciudad en un show gratuito con un cancionero dedicado a Río.

Vacaciones todo el año

"¡Vivimos en el lugar adonde todo el mundo quiere ir de vacaciones!", remarcó la presentadora del show ante un público extasiado que balanceaba caderas y brazos sin cesar.

Gilberto Gil deleitó al público con "Aquele abraço" y el bahiano de nacimiento y carioca de adopción Caetano Veloso lo hizo con "Garota de Ipanema" y también "Menino do Rio", en un dueto lleno de humor y cariño con una Baby do Brasil de cabello violeta, rebosante de energía.

Jorge Ben Jor escogió "W. Brasil", el sambista Paulinho da Viola "Foi um rio que passou em minha vida" -homenaje a su escuela de samba Portela- y Arlindo Cruz le cantó al barrio donde nació y creció, el popular barrio de Madureira en la zona norte, en "Meu lugar".

Erasmo Carlos, Zeca Pagodinho, Fernanda Abreu -con el funk "Rio 40 graus" que compuso en 1992-, "Neguinho", de la escuela de samba campeona del carnaval 2015 Beija-Flor, Roberto Frejat y el grupo Paralamas do Sucesso fueron otros de los participantes en este gran espectáculo que terminó con un gran lanzamiento de fuegos artificiales y sonoros aplausos.

Reclamos por la violencia 

Pero no todo lo que brilla es oro y muchos cariocas exigen mejoras en la ciudad.

"Lo mejor de Río son las playas, pero lo peor es la violencia. Hay que mejorar la seguridad. Y el transporte público también", dijo a la agencia de noticias AFP al terminar el concierto Luciana Batista, una empleada doméstica de 43 años que vive en la favela Vila Isabel.

El Gobierno de Rio, sede de los Juegos Olímpicos en 2016, reconquistó desde 2008 de manos de narcos y milicianos más de 250 favelas donde viven 1,5 millones de personas y que son vigiladas por 39 nuevas comisarías.

Pero los habitantes de las favelas "pacificadas" desconfían de la policía, que muchas veces los trata como enemigos. Pese a la presencia de fuerzas de seguridad, el tráfico de drogas y los abusos de narcos y policías persisten en muchas favelas.

Manoel Bezerra, un agente de seguridad de 33 años que nació en el noreste de Brasil pero vive en Río hace 20 años, disfrutó del concierto gratuito y lo consideró una buena idea de la Alcaldía, pero reclamó cambios. "Lo mejor de Río son las personas. Pero lo peor es la violencia, que es terrible. La falta de oportunidades, y de vivienda", afirmó.

Decenas de habitantes de Río mueren cada mes por balas perdidas. En enero fueron 25 las víctimas de disparos de delincuentes o de policías.

Festejos 
Hace 450 años, el 1 de marzo de 1565, los portugueses fundaron esta ciudad descubierta por los colonizadores en 1502 y atrapada entre el mar y las montañas, en medio de la selva tropical atlántica.

Entre los eventos para festejar el 450 aniversario de Río se destacaron este domingo la degustación de una torta de 450 metros de largo en el centro de la ciudad.

El domingo en la tarde, la presidenta Dilma Rousseff y el alcalde de Río, Eduardo Paes, inauguraron el primer túnel subterráneo de la ciudad, de 1.480 metros, como parte de las obras de remodelación de la zona portuaria para los Juegos Olímpicos de 2016.

La programación completa de las festividades, que se extenderán hasta el 1 de marzo de 2016 e incluyen una maratón cultural de exposiciones, talleres y obras de teatro, está detallada en el sitio web www.rio450anos.com.br.


,

Oficiales militares disparan cañones durante una ceremonia

Oficiales militares disparan cañones durante una ceremonia para conmemorar el 450 aniversario de la fundación de Río de Janeiro

,

Reclamos por la violencia

Pero no todo lo que brilla es oro y muchos cariocas exigen mejoras en la ciudad.

"Lo mejor de Río son las playas, pero lo peor es la violencia. Hay que mejorar la seguridad. Y el transporte público también", dijo a la agencia de noticias AFP al terminar el concierto Luciana Batista, una empleada doméstica de 43 años que vive en la favela Vila Isabel.

El Gobierno de Rio, sede de los Juegos Olímpicos en 2016, reconquistó desde 2008 de manos de narcos y milicianos más de 250 favelas donde viven 1,5 millones de personas y que son vigiladas por 39 nuevas comisarías.

Pero los habitantes de las favelas "pacificadas" desconfían de la policía que muchas veces los trata como enemigos. Pese a la presencia de fuerzas de seguridad, el tráfico de drogas y los abusos de narcos y policías persisten en muchas favelas.

Manoel Bezerra, un agente de seguridad de 33 años que nació en el noreste de Brasil pero vive en Río hace 20 años, disfrutó del concierto gratuito y lo consideró una buena idea de la Alcaldía, pero reclamó cambios. "Lo mejor de Río son las personas. Pero lo peor es la violencia, que es terrible. La falta de oportunidades y de vivienda", afirmó.

Decenas de habitantes de Río mueren cada mes por balas perdidas. En enero fueron 25 las víctimas de disparos de delincuentes o de policías.