Escucha esta nota aquí

La estadounidense Misty Copeland se convirtió en la primera bailarina principal de origen africano del American Ballet Theater, una de las compañías de ballet más grandes del planeta. Recientemente debutó en “El lago de los cisnes”.

Copeland había generado polémica tras declaraciones publicadas en su libro Life in Motion: An Unlikely Ballerina. "Mi temor es que pasen otras dos décadas antes de que otra mujer negra esté en la posición en la que yo estoy en una compañía élite de ballet; que si no asciendo a bailarina principal la gente vaya a pensar que les fallé", escribió.

Tras su histórico debut y su ascenso al primer lugar, Copeland se convirtió en una estrella mundial. Tiene más de medio millón de seguidores en Instagram, publicó su autobiografía y ha participado en el documental “El sueño de una bailarina”.

Un sueño hecho realidad

La bailarina nació en Kansas City (Misuri) en 1982 y se inició en la danza a los 13 años. Después de formar parte durante 14 años del American Ballet Theater, alcanza la cima en su mejor momento artístico.

Tuve momentos de duda y quise dejarlo porque no sabía si habría un futuro para mí al ser afroamericana. Al mismo tiempo me hizo tener más ganas de luchar para abrir camino a la próxima generación. Aquí no soy solo yo, son todas las personas que llegaron a este puesto antes que yo y todas las niñas que pueden verse reflejadas en mí”, aseguró.


,