Escucha esta nota aquí

El presidente de Bolivia, Evo Morales, afirmó que la fuga del ciudadano peruano Martín Belaunde Lossio no fue gratuita porque corrió mucho dinero. Lamentó las falencias de la Policía Boliviana y anticipó que habrá sanciones caiga quien caiga. 

"Seamos sinceros, esto no es gratis, como puede ser gratis. La Policía tiene mucha experiencia, imagínense, han desbaratado redes internacionales. Yo sigo convencido, un grupo de policías sabe donde está Belaunde y mejor sería que dijeran dónde. Pero como corre mucha plata, callan", explicó la autoridad en conferencia de prensa. 

Consideró que el hecho no afectará las relaciones diplomáticas con el Perú, de cara al primer Gabinete biministerial que sostendrán ambas naciones en los próximos meses y que abordarán temas bilaterales importantes. 

"No estamos sometidos a la actitud, a la actuación de un delincuente, somos Estados y nada afecta. Es un tema, pero (no creo) que perjudique las relaciones bilaterales", aseveró el primer mandatario.  

Instó a la Policía Boliviana a recuperar su institucionalidad y señaló que será atribución del nuevo ministro de Gobierno, Carlos Romero, decidir el cambio del Alto Mando en la Policía. Sin embargo, advirtió responsabilidad operativa en el caso. "El Comandante Departamental y Nacional, sabiendo que un corrupto se escapó del Perú, tienen responsabilidad operativa", agregó. 

Aseveró que hasta el momento no tuvo contacto con su par peruano, pero dijo que hay constantes reuniones con la comisión que llegó del vecino país, sobre todo para coordinar aspectos operativos para la captura internacional de Belaunde. 

El empresario fugó de un domicilio en la ciudad de La Paz el domingo en la madrugada y hasta ahora no se tienen datos sobre su ubicación. Más de 12 personas fueron detenidas por el caso, entre ellas sus familiares y su abogado en el país.