El presidente de Bolivia, Evo Morales, expresó este sábado su deseo de que la sede del parlamento de Unasur, que se construye en su país, pueda también serlo de los legisladores de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

"Estamos haciendo tratativas para que esto no solamente pueda
quedarse como un centro del parlamento suramericano
, sino también mi
deseo es que sea, de acá a poco tiempo, el parlamento de la Celac",
declaró el gobernante a los medios, tras inspeccionar las obras.

La construcción de la sede del parlamento de la Unión de Naciones
Suramericanas (Unasur),
en el municipio boliviano de San Benito, del
departamento central de Cochabamba, tiene un avance de más del 40%,
según constató el mandatario.

La obra tendrá instalaciones para las plenarias del parlamento,
un centro de convenciones y campos deportivos
, y se dotará a cada
país de Unasur de espacios que pueden considerarse viviendas, pero
que podrían funcionar como una especie de embajadas, explicó.

Según Morales, cuando los mandatarios vean terminada la obra del
Parlamento de Unasur "automáticamente se van a animar"
a que también lo sea de la comunidad de naciones latinoamericanas y caribeñas.

El mandatario subrayó que su país tiene la obligación de seguir
haciendo inversiones destinadas a infraestructuras de integración y
a que esa sede parlamentaria situada en Cochabamba se convierta en
un lugar estratégico de las relaciones internacionales