Escucha esta nota aquí

En Bolivia detectaron que existe vulneración a los derechos humanos en al menos tres ámbitos.

La organización no gubernamental (ONG) Amnistía Internacional observó la falta de solución a la situación de las víctimas de los gobiernos militares, la falta de un proceso de consulta a los pueblos indígenas para concretar proyectos mineros y la ausencia de acceso igualitario a los derechos sexuales.

El oficialista MAS desechó este informe y pidió a la organización “capturar datos reales” y valorar la legislación aprobada a favor de los derechos humanos.

En tres páginas, Amnistía Internacional enumera las supuestas vulneraciones que sucedieron en Bolivia. Empieza con la situación de las víctimas de las dictaduras. Amnistía Internacional reveló que existe “un caso omiso” de las autoridades para resolver este asunto. Además, reprochó el supuesto ataque al campamento de víctimas instalado al frente del Ministerio de Justicia.

Pueblos indígenas
Amnistía criticó también que en Bolivia no se respeta el derecho de los pueblos indígenas a la consulta y a un consentimiento libre, previo e informado en los proyectos de desarrollo que los afectan. Este punto, concretamente, se refiere a obras mineras y petroleras.

Por último, la organización expresó que no se garantizó “el acceso igualitario a los derechos sexuales y reproductivos”.

Estas advertencias fueron criticadas por el MAS. El presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara Baja, Aniceto Choque, afirmó que Amnistía se guía por episodios lejanos. “El tema de las víctimas de la dictadura se solucionó, a pesar de que existen algunos casos que escapan por la complejidad en el registro de víctimas”, dijo el legislador.

Al respecto, el senador oficialista Carlos Romero destacó que el Gobierno de Evo Morales “es el que más trabajó” por los derechos de los pueblos indígenas.

Recordó el proceso de consulta en el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis) y otros realizados -sobre todo- para proyectos petroleros. “Estamos acostumbrados a este tipo de informes, que son lejanos a la realidad”, reprochó el exministro de Gobierno y ahora senador.

En cuanto a los derechos sexuales, Choque remarcó que se trabajó en legislación para evitar la violencia de género y admitió que falta debate sobre la igualdad sexual.

Por su parte, el senador opositor Óscar Ortiz aprobó el informe y recordó que “hasta ahora” no se ha resuelto el caso de violencia en Chaparina