Escucha esta nota aquí

Santa Cruz de la Sierra está entre las 14 urbes con mayor crecimiento en el mundo, por ello fue parte del estudio del Banco Mundial (BM), comandado por la economista argentina María Marta Ferreyra, que busca subir el estándar de ciudades productivas en América Latina y el Caribe, pues están a la zaga respecto a los grandes centros urbanos situados en América del Norte y en Europa Occidental.

La población boliviana cada vez se torna más urbana, pues de acuerdo al censo de 2012, el 61% de la gente habita en las ciudades, lo cual no está lejos del promedio mundial, que es el 70%, ni del regional latinoamericano, del 74%. Según las mediciones, mientras más habitadas son las urbes es mayor el Producto Interno Bruto (PIB) per cápita, elevando la calidad de vida de sus pobladores.

Pese a no estar lejos de los promedios mundiales la productividad como ciudades bolivianas es baja, lo cual se debe a múltiples factores, entre ellos la congestión, que se refiere al transporte público, a la falta de infraestructura y de servicios básicos, a la salud que no cubre todos los sectores y a la inseguridad; pero también influyen la gestión de los gobiernos locales y la planificación y administración urbana.

“Para subir el estándar de productividad se debe crear un entorno propicio en pos de mejorar la eficiencia. También es importante agregar siete años de escolarización que tiene como promedio el trabajador boliviano a ocho años, con ello subirá en 21% los salarios, beneficiando a todos”, indicó Ferreyra.

La economista también resaltó que hay grandes brechas entre ciudades de un mismo país, como sucede en Bolivia, donde las grandes urbes, que son tres, concentran el capital humano calificado y la mejor mano de obra en detrimento de las ciudades intermedias y pequeñas.

“La productividad dentro de un mismo país sufre por el mal planteamiento urbano o porque los municipios de una región metropolitana no coordinan, además, por el subdesarrollo de las redes nacionales de transporte, o por el peaje alto, entre otros”, acotó Ferreyra.

Para la presidenta del Concejo, Angélica Sosa, el trabajo hecho durante 15 años por Santa Cruz de la Sierra se enmarca en lo que revela este estudio. “Estamos en el siglo de las ciudades, por ello hemos dotado de servicios a los 15 distritos, desconcentrando la población pero dando calidad de vida a los habitantes”, refirió.

A su turno, el viceministro de Vivienda, Javier Delgadillo, aseguró que el Gobierno está construyendo una política de productividad en el área urbana, similar a la sugerencia del BM.

Ciudades intermedias

Otro estudio, pero a escala nacional de Bolivia, fue dado a conocer por otra especialista del BM, Zoe Elena Trohanis, sobre la situación de las ciudades intermedias, las cuales han sido divididas en tres grupos. Las ciudades estratégicas son las capitales que no pasan de medio millón de personas, las que son Oruro, Sucre, Tarija, Potosí y Trinidad. Entre las fronterizas están Cobija, Riberalta y Yacuiba. Por último, están las que conforman áreas metropolitanas del eje central, como Viacha, Quillacollo, Sacaba, Colcapirhua, Montero, Warnes y La Guardia.

El 43% de las familias que habitan estas ciudades se han asentado en áreas de riesgo, como es el caso de Trinidad, que desde 2007 hasta 2015 ha crecido su mancha urbana en lugares anegadizos. Además, carece de los servicios básicos para ello precisa invertir $us 50 millones.

En el camino de la anhelada metropolización, Angélica Sosa pidió a los municipios vecinos que doten de saneamiento básicos a sus barrios, así como escuelas, hospitales y espacios verdes.