Escucha esta nota aquí

Desgracia en el fútbol de Honduras. El arquero del Deportivo Vida, Óscar Munguía, fue asesinado el sábado después de una discusión con golpes de por medio, en Sopranos Bar, en la ciudad de Cieba de ese país. El criminal huyó y está prófugo.

El guardameta del club de primera división Honduras se encontraba junto a unos amigos. El grupo tuvo una trifulca con otros hombres que se encontraban en el mismo lugar. Uno de los que “perdió” el combate, volvió con un arma y asesinó a balazos a Munguía, junto a uno de sus amigos, Vivian López, según las agencias informativas.

El arquero, de 27 años, fue auxiliado al Hospital Atlántida donde murió. "Ellos estaban en el bar, luego salieron corriendo de ahí hacia la calle cuando fueron ultimados por la espalda", explicaron miembros de la Policía de Honduras.

Los efectivos están revisando las cámaras de seguridad para dar con el responsable de la muerte del jugador hondureño.