Escucha esta nota aquí

A cinco días de que se revelara la filtración de datos de más de 50 millones de usuarios de Facebook a la consultora británica Cambridge Analytica, Mark Zuckerberg, el máximo responsable de la red social, rompió su silencio y admitió que se cometieron errores que permitieron la fuga datos a la compañía británica.

Zuckerberg anunció este miércoles en su perfil que la firma investigará a “todas las aplicaciones que accedieron a grandes cantidades de información” antes de 2014, cuando se les impuso limitaciones, y que ampliará sus restricciones a desarrolladores para evitar “abusos”.

“Hay más cosas por hacer, y tenemos que intensificar nuestro trabajo y hacerlo”, indica en el comunicado escrito en inglés: