Lo que se busca es hacer cumplir la ley, dice el defensor del Pueblo Hernán Cabrera, con relación a la permanencia de 127 menores de edad en la cárcel Palmasola. Cabrera es claro, dice que en el penal de varones no debe vivir ni un solo niño.

La alerta se dio luego de que la semana pasada se hiciera público el rumor de que una niña, que vive en el recinto de varones con su padre, fue abusada sexualmente. El defensor del pueblo dice que afortunadamente no se consumó el delito, pero que hay que impedir que los niños continúen en riesgo en Palmasola.

Señaló que realizarán gestiones para que se cumpla lo establecido en el Código del Niño, Niña y Adolescente, que dispone que los menores de edad sí pueden visitar a sus padres en prisión, pero no vivir con ellos.
Son instituciones públicas relacionadas con este sector las que deben darles apoyo, incluso buscarles centros de acogida.

En ese sentido, este miércoles, a las 15:00, en la cárcel de Palmasola se reunirá la Defensoría del Pueblo con la Gobernación, Alcaldía, Régimen Penitenciario, Pastoral Penitenciaria y representantes de los reos para procurar la salida de los menores.

Cabe señalar que los niños de cero a seis años pueden permanecer con sus madres privadas de libertad en el pabellón de mujeres, pero esta situación no se puede dar con los padres de familia.