La ministra de Salud, Ariana Campero, informó que 2.000 mil médicos serán desplegados para atender cualquier contingencia durante la visita del papa Francisco a tres ciudades de Bolivia, entre el próximo 8 al 10 de julio.

"Estamos realizando en la atención prehospitalaria, en carpas, brigadas móviles, ambulancias, desplegadas en todos los lugares en los que va a estar el papa, además de atención específica que va a formar parte de las cápsulas de seguridad", indicó la autoridad. 

Campero explicó que existirán equipos de galenos junto a su santidad en La Paz y Santa Cruz, con unidades de terapia intensiva, aunque desde el Vaticano existe un grupo de atención que acompañará a Francisco en su gira regional. 

"Ambulancias de terapia intensiva que estarán cerca del papa, además de los puntos en los que tenga estancia en El Alto, La Paz y Santa Cruz. En la casa del cardenal Julio Terrazas habrá un equipo de atención médica fija", agregó Campero. 

Señaló que también se hace vigilancia epidemiológica en puntos de hospedaje y venta de alimentos, tomando en cuenta la gran concentración de personas que habrá durante los días 8, 9 y 10 de julio.