Escucha esta nota aquí


Las fuertes lluvias que se registraron en las últimas semanas afectaron 7.836 hectáreas de cultivo en 42 municipios de los departamentos de La Paz, Cochabamba, Oruro, Santa Cruz, Potosí y Chuquisaca.
El jefe de Contingencia del Ministerio de Desarrollo Rural, Lucio Tito, informó ayer de que del total de las hectáreas afectadas por las inundaciones, no representan ni el 0,2% de la producción nacional, que es de 3.515.000 hectáreas.

Entre los cultivos afectados, según el reporte del Ministerio de Desarrollo Rural, destacan: papa, maíz, tomate, lechuga, haba, arveja, zanahoria. Entre frutales se encuentran pacay, uva, plátano, piña y papaya.
Además de 12.093 familias que se han visto afectadas por las inundaciones. A consecuencia de los desastres Defensa Civil y la Alcaldía de Oruro entregaron ayer vituallas a los damnificados por los aguaceros en la zona norte de la capital orureña.

En la urbanización Milenio se tiene cuantificado a 600 familias afectadas, las cuales recibirán fideo, azúcar y aceite en porciones de cinco kilos para cubrir las necesidades", dijo el responsable departamental de Defensa Civil, Pánfilo Ayala. También recibieron agua y material de trabajo, como picotas, palas, azadones y carretillas.

Según datos de la Alcaldía de Oruro, las inundaciones afectaron a unas 2.000 familias de más de seis urbanizaciones que se ubican en la zona norte de la ciudad del Gran Pagador.

En Beni, las autoridades departamentales declararon alerta naranja como medidas preventivas. Ayer se conoció que en la comunidad Gundonovia, en el Tipnis, hay familias afectadas debido a la subida de los caudales de los ríos.

Por su lado, el director del Servicio Departamental de Caminos, José Lambertín, dijo que Chuquisaca está en la franja de alerta amarilla a consecuencia de las precipitaciones pluviales que dañaron varios sectores de la red departamental, donde se presentan derrumbes, socavaciones y plataformas humedecidas. Pidió precaución a los choferes que transitan la ruta del Chaco chuquisaqueño en el tramo Heredia-San Juan, donde la plataforma está sobresaturada. /ABI y Erbol