Escucha esta nota aquí

La Asociación Cruceña de Fútbol calificó de “abusiva y arbitraria” la instructiva que hizo pública el presidente de la Federación Boliviana de Fútbol, Carlos Ribera, de que el Tribunal de Justicia Deportiva (TJD) asuma el mando de la institución deportiva porque los dirigentes no pueden seguir ejerciendo su cargo por más de cuatro años, como lo establece la Ley Nacional del Deporte.

En conferencia de prensa, la presidente interina de la ACF, Lily Rocabado, que firma como vicepresidente en el documento; el secretario general, Noel Montaño; y el asesor, Omar Dorado, aseguraron que no recibieron ningún comunicado oficial. “Hemos tomado conocimiento mediante las redes sociales de la nota citada en la referencia”, comenzaron diciendo cuando leyeron el comunicado. 

Los ejecutivos indican que Ribera desconoce e interpreta mal la norma y que también está prorrogando su función. Además de que consideran una actitud “malintencionada e intervencionista” de parte de Ribera, aclarando que el 16 de mayo de 2017 se dispuso la ampliación de su mandato en una asamblea extraordinaria. “Rechazamos la intervención”, concluyen.

Traspaso

Ribera envió la carta dirigida a la ACF, este miércoles, en la que manifiesta que el comité ejecutivo asociacionista está “impedido de ejercer sus funciones por haber superado el periodo de cuatro años” y que el mando se debe traspasar al TJD, que está encabezado por Juan Carlos Peña.