Escucha esta nota aquí

Luto en el fútbol croata por la muerte de Bruno Boban en pleno partido de su equipo, el Marsonia con el Pozaga, por la tercera división de ese país. El jugador, de 25 años, murió tras recibir un fuerte balonazo en el pecho que le causó un colapso.

Los auxilios médicos ingresaron rápido al terreno de juego pero no pudieron reanimar a Bruno que perdió la vida minutos después. El jugador fallecido era hermano de Gabrijel Boban, futbolista de la Primera división croata que milita en el Osijek.