Escucha esta nota aquí

El expresidente de Bolivia, Gonzalo "Goni" Sánchez de Lozada, olvidó o no sabía acerca de las muertes registradas durante la masacre de octubre de 2003, según reveló uno de los abogados de las víctimas de esos hechos violentos, Rogelio Mayta.

"No respondió a todo, aunque si nos dio bastante información. Utilizó la fórmula (Luis) García Mesa. No sabía, no recuerdo, no me han informado, esas fueron algunas de sus respuestas y en otro tanto de preguntas su abogada fue al rescate", explicó el jurista en entrevista con radio Patria Nueva. 

El exmandatario se presentó a una comparecencia de siete horas en una de las salas del bufete legal Akin Gump Strauss Hauer & Feld, donde también estuvo su abogada defensora, el representante legal de las víctimas.

"Sánchez de Lozada estaba prácticamente siendo acorralado en muchos momentos, se atropellaba en las respuestas y entró en varias contradicciones. Hizo una defensa a ultranza de (Carlos) Sánchez Berzaín y prefirió culpar a los militares", agregó Mayta. 

Afirmó que Goni "estaba despojado de su poder" y tuvo que responder por segunda vez a esas respuestas incómodas que ya fueron realizadas en una audiencia en 2008. Se lo acusa asesinatos extrajudiciales, crímenes de lesa humanidad y homicidios culposos.

Hace 12 años, durante la llamada "guerra del gas", una insurrección contra el Gobierno de Sánchez de Lozada dejó 81 muertos y 420 heridos. Las familias de esas personas aún esperan que la justicia castigue al exmandatario y sus colaboradores por esos hechos.