El presidente Evo Morales ha confirmado este martes que se declarará feriado en el departamento de Santa Cruz el jueves 9 de julio para recibir al papa Francisco en la capital oriental. El mandatario pidió a la población demostrar la generosidad y hospitalidad a las personas de otros países que visitarán Bolivia.

“Hemos decidido, hemos evaluado y hemos escuchado a los distintos sectores, que el día que esté el papa Francisco en Santa Cruz (jueves 9 de julio) será feriado departamental para recibir y para atender al vicario de Dios”, informó Morales.

Critica chantaje de sectores movilizados 

Por otra parte, el jefe de Estado lamentó que algunos sectores que se encuentran movilizados aprovechan las visitas protocolares de diferentes autoridades internacionales para “chantajear y condicionar al Gobierno Nacional” y a los subgobiernos.

Mensaje a los medios de comunicación 

“Queremos pedir a los medios de comunicación que nos ayuden, que no estén confrontando, e impulsando algunos conflictos porque somos sede de una visita internacional del papa Francisco”, concluyó Morales.

Visita del papa generará millonarios recursos 

Desde el Ministerio de Culturas estiman que la visita del papa a Bolivia genere un movimiento económico de, al menos, 60 millones de dólares en la actividad turística.