Escucha esta nota aquí

Después de que la justicia ordenara su detención en la cárcel de Palmasola, la fiscal Dorys Rivero deberá permanecer internada en la clínica Niño Jesús por lo menos 10 días más, según las valoraciones de los médicos forenses.

Iván Ortiz, fiscal que integra la comisión, afirmó que Rivero fue sometida a una operación de vesícula y se detectó que padece de diabetes, además presenta problemas cerebrales debido a hipertensión.

La jueza Iris Justiniano al determinar su detención en la cárcel, dijo que se debe precautelar para que la imputada recupere su salud