Escucha esta nota aquí

El ministro ecuatoriano de Relaciones Exteriores, José Valencia, informó que envió a la Cancillería de Bolivia el reporte judicial sobre la exasambleísta Sofía Espín, y el exsuperintendente de Comunicación, Carlos Ochoa, quienes tramitarían asilo en este país. Valencia apuntó que los documentos judiciales avalan que los ciudadanos “son buscados” por la justicia.

Añadió que aún esperan respuesta. La justicia ecuatoriana dictó una orden de detención contra Espín, acusada de tratar de influir en una testigo en un caso que involucra al expresidente Rafael Correa. Ochoa es acusado de abusos en la aplicación de la Ley de Comunicación, tildada como “mordaza” por la prensa. A inicios de semana, el presidente de la cámara de Diputados, Víctor Borda, manifestó que ambas autoridades tienen asilo en Bolivia porque estos casos tienen móviles políticos. Pese a esto, el ministro de Gobierno Carlos Romero, indicó que los casos están en análisis.