Escucha esta nota aquí

La empresa multinacional francesa Total E&P Bolivie invertirá $us 1.000 millones en el desarrollo del megacampo de gas Incahuasi hasta 2016.

Desde la corporación aseguraron que este campo se convertirá en el futuro de Bolivia en términos de producción.

En la actualidad, la firma construye en el municipio de Lagunillas una planta de tratamiento de gas que arrancará el primer trimestre del 2016, con una capacidad de producción de 6,5 millones de metros cúbicos día (MMm3/d). La compañía trabaja en sociedad contGazprom (20%) y Tecpetrol (20%). Total tiene el 60% de las acciones.

La planta, que procesará el hidrocarburo extraído de tres pozos de producción, es parte del proyecto de desarrollo de los campos Incahuasi y Aquío, operados por Total E&P Bolivie. Con este proyecto son cuatro las grandes plantas de gas (San Antonio, San Alberto y Sábalo).

El hidrocarburo proveniente de los pozos, compuesto por hidrocarburo gaseoso (gas) y líquido (condensado), será tratado en la planta de tratamiento. Dos de los pozos se encuentran en el bloque Ipati y uno en el bloque Aquío.

El proyecto prevé transportar el gas, con las especificaciones para su exportación y venta, por un ducto de 30 pulgadas con una longitud de 103 km.

Los condensados se enviarán a través de ductos de 8 pulgadas y 16 km de largo hasta el punto de interconexión al oleoducto OCSZ-2, de la subsidiaria YPFB Transporte.

Un estudio realizado por la firma canadiense GLJ Petroleum Consultants señala que las reservas de gas entre 2009 y 2013 aumentaron de 9,94 trillones de pies cúbicos (TCF) a 10,45 TCF.

Incremento
Según datos de YPFB, para el 2016 se tiene previsto el incremento en la producción de hidrocarburos, debido al ingreso del campo Aquío-Incahuasi en su primera fase con 6,5 MMm3/d y en una segunda fase con otros 6,5 MMm3/d adicionales, haciendo un total del campo de 13 MMm3/d