Escucha esta nota aquí

Esta mañana de martes, Ramiro Paredes llegó a la Vicepresidencia, como instancia regidora de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP), y dejó su carta de renuncia al cargo como vocal del Tribunal Supremo Electoral (TSE). Su salida se suma a la Wilma Velasco que dimitió la tarde del lunes. 

"El domingo ya lo manifesté y ahora cumplo con lo que adelanté, renuncio al cargo como autoridad del Tribunal Supremo Electoral. Hay que salvar al Órgano Electoral y por eso yo me estoy haciendo a un lado", sostuvo en entrevista con EL DEBER. 

Afirmó que se dedicará a la producción de material intelectual y a trabajar en el sector privado. Él fue visto celebrando su cumpleaños rodeado de militantes del Movimiento Al Socialismo (MAS), hecho que le deparó un proceso disciplinario dentro de la Sala Plena. 

"Hay que salvar a la institución y darle credibilidad, no podemos estar aferrándonos al cargo y tenemos que seguir el ejemplo que nos dio nuestra presidenta porque las instituciones son más importantes que las personas", agregó en contacto con este medio. 

Al momento solo quedan como autoridades electorales Wilfredo Ovando, Dina Chuquimia, Marco Ayala, Irineo Zuna y Fanny Rivas, todos cuestionados por su desempeño profesional y con procesos tanto judiciales como disciplinarios.