Escucha esta nota aquí

La actriz y cantante Demi Lovato confesó que lleva seis años sin probar alcohol. La exniña Disney lo hizo a través de su cuenta de Twitter, en el que tiene 55 millones de seguidores. "Todo es posible en esta vida. Es oficial: son seis años sobria. Muy agradecida por otro año de alegría, salud y felicidad".

Llegar a este punto no ha sido fácil para esta joven de 25 años. En el documental Demi Lovato: simple complicated, que se estrenó el año pasado, la intérprete explica su calvario con las drogas y el alcohol. "No era capaz de estar sobria. O estaba drogada o pensaba en las drogas".

Lovato tuvo que ser ingresada a una clínica de rehabilitación cuando tenía 18 años. "No podía pasar una hora sin consumir cocaína. Aprendí de golpe que no podía salir más de fiesta. Algunas personas pueden salir y que no se les vaya de las manos, pero no es mi caso", añadió. 

Desde entonces la artista lucha contra su problema y en estos últimos seis años se ha dedicado a mantener un estilo de vida libre de drogas y alcohol, recurriendo a menudo a programas, como Alcohólicos Anónimos.

En una reciente entrevista a la revista Billboard, la intérprete de Échame la culpa reconoció que, en 2016, tuvo que irse de la gala Met de Nueva York por miedo a caer de nuevo en la tentación. “Tuve una experiencia terrible. Había una famosa que era malísima y me sentí muy miserable a su lado. Era todo como los grupitos del instituto. Recuerdo sentirme tan incómoda que tuve muchas ganas de beber”, cuenta sin desvelar el nombre de la famosa. 

Lovato decidió abandonar el evento temprano y se dirigió directamente a una sesión de Alcohólicos Anónimos. “Me cambié de ropa, pero todavía tenía puesta las joyas. Llevaba miles de dólares encima en una reunión de AA. Y me relacioné más con las personas sin hogar que había en esa reunión y que luchan con las mismas dificultades que yo, que con las personas en la gala que se dedican a hacer la pelota y falsear con gente de la industria de la moda”, culmina la actriz.