Escucha esta nota aquí

El comandante departamental de la Policía, Walter Valda, informó que en la noche de este domingo lograron dar con el paradero del basquetbolista Julio Mendoza, luego de un operativo desarrollado en la zona de Obrajes, Tarija.

"La denuncia del domingo en la mañana indicaba que Julio Mendoza había desaparecido. Tras un rastrillaje, se dio con el señor Mendoza en una quebrada de unos 26 metros de profundidad a la altura de la iglesia de la comunidad de Obrajes", indicó.

La familia sostiene que 4 guardias municipales lo interceptaron la madrugada del domingo y se ofrecieron llevarlo a su casa, por lo que ingresaron a su vehículo y lo llevaron en dirección a Obrajes.

Según el hermano de la víctima, Javier Mendoza, lo empezaron a golpear y robarle sus pertenencias por lo que, en un momento en que detienen el auto, Julio sale corriendo y cae al barranco.

La versión de la guardia municipal

Sin embargo, la versión policial dice los guardias intentaron llevar a Mendoza a su domicilio, quien habría dicho que vivía por la comunidad de Coimata, pero cuando llegan hasta la zona de Obrajes el basquetbolista aseveró que su casa era en ese lugar, bajó del vehículo y empezó a correr.

"Mendoza ingresa corriendo a un sector donde había alambrado y una pared de cemento y cae unos 26 metros a una quebrada y como eso ocurrió cerca de las 3 de la madrugada del domingo, estaba oscuro, los guardias municipales retornan para entregar el vehículo de Mendoza a la Policía", indicó Valda, a la agencia de noticias ABI y negó que los guardias municipales hayan querido asaltar al basquetbolista.

Javier Mendoza lamenta que los policías municipales no hubieran informado a tiempo lo sucedido, ya que eso podría haber permitido dar su hermano mucho antes y prestarle el auxilio debido.

Mendoza actualmente se recupera en la clínica Santísima Trinidad pero los coágulos en la cabeza y una fisura en una vértebra, lo mantendrán alejado de la actividad deportiva durante un tiempo.