Escucha esta nota aquí

Un hueco de más de un metro de profundidad ubicado en el segundo anillo, casi avenida San Aurelio, obligó ayer al personal de la Alcaldía a cortar parte de la vía para prevenir accidentes.

Se desconoce qué lo provocó, pero trabajadores de la Dirección de Mantenimiento de Proyectos Especiales, al mando de su titular, Ramiro Corrales, cavaron y cavaron para saber qué ductos subterráneos (alcantarillado pluvial o alcantarillado sanitario) hay en el lugar y si sufrieron algún daño, lo que provocó el bache.

Corrales explicó que una vez conocido el problema procederán a tapar el pozo utilizando maquinaria y personal propio. Mientras tanto, el lugar ha sido acordonado