Escucha esta nota aquí

Se puede aprender a conquistar.  Lo que recomiendan los científicos es motivo de alegría para los tímidos. Si bien no hay una receta única para hacerlo, las claves que da una mujer joven, hermosa e inteligente coinciden con lo que la ciencia dice. “Me conquista la risa fácil, la mirada alerta, la charla fluida, la piel encendida”, resume. Por el contrario, uno de los errores frecuentes tanto de hombres como mujeres consiste en tratar de impresionar con los logros o bienes: “Estaba hablando con mi tío, que es dueño de…”o en mostrarse como una persona hipercompetitiva. Estos son algunas de las claves que los estudios científicos comprobaron.  

Contacto visual
Es una parte vital del flirteo. Los participantes en un estudio publicado en Journal of Research Personality (www.sciencedirect.com) mantuvieron contacto visual con un extraño durante dos minutos constantemente. 
Después de los dos minutos, mencionaron una mayor sensación de atracción. Esto no significa que miremos a un extraño y durante dos minutos seguidos (dos minutos pueden parecer una eternidad), pero cuando se está conquistando, intentemos mantener el contacto visual por el tiempo que podamos para mostrar interés.

Hay que sonreír
Además de hacer contacto visual, otra táctica de conquista exitosa es la sonrisa. Mónica Moore, una sicóloga de la Universidad de Webster que ha investigado las técnicas de conquista, considera a la sonrisa como una de las mejores tácticas. Además, es universalmente comprendida por hombres y mujeres.
 
Un buen elogio
SheKnows.com entrevistó a la experta en coqueteo, Rachel Dealto. Ella sugiere hacer un cumplido como parte de una  rutina exitosa de flirteo. 
Según la experta, el coqueteo consiste en hacer que la otra persona se sienta bien prestándoles atención, por lo que agregar un cumplido genuino aumentará las posibilidades de éxito. Dealto también sugiere hacer a la persona preguntas sobre ella misma. 
 
Inclinar la cabeza
Inclinar la cabeza hacia adelante es otra táctica probada para el coqueteo exitoso, según investigadores de la Universidad de Newcastle en Australia. Los investigadores descubrieron que cuando las mujeres inclinaban la cabeza hacia adelante se las percibía como más seductoras.
Los hombres, en cambio, para lucir más masculinos y atractivos para las mujeres, pueden inclinar la cabeza hacia atrás y mirar un poco hacia abajo, en dirección a su nariz. Ojo con excederse y terminar cruzando los ojos.
 
Hágalo (a) reír
De acuerdo con el Social Issues Research Center (SIRC), agregar humor a la conversación cambia positivamente la conquista. Los estudios de SIRC demuestran que quienes usan el humor en las conversaciones son percibidos como más agradables, y contar chistes puede proporcionar una sensación de relajación a la charla de conquista. Eso sí, hay que tener cuidado para evitar que las bromas resulten inapropiadas para la ocasión. 

El estudio completo se puede revisar en esta página web: www.sirc.org/publik/flirt.html. 

Invite una bebida caliente
Según una investigación realizada en Yale, invitar una bebida caliente puede mejorar la percepción de la persona con la que se encuentra, particularmente al considerar a la otra persona como generosa y afectuosa. Una bebida fría hace exactamente lo contrario, según el estudio.

Buena postura 
La postura significa todo cuando se trata de coquetear. Esto se debe a que la forma en que sostenemos nuestro cuerpo habla de manera no verbal acerca de la seguridad que tenemos, y por lo tanto, qué atractivos parecemos para la persona con la que estamos flirteando. Una investigación de Colorado College estuvo de acuerdo: parémonos derechos para demostrar confianza y que somos conscientes de cómo estamos moviendo el cuerpo para tener éxito en la conquista.
 
Nada de frases hechas
Hay una razón por la que la gente se burla de las frases cursis: son un poco ridículas. Un estudio de la revista Sex Roles descubrió que quienes las usan no son favorecidos por hombres ni mujeres. En lugar de esas frases, considere intentar líneas inocuas como “¿Qué opinás de esta banda?” (preferida por las mujeres) o un enfoque directo: “creo que sos agradable, así que tuve que venir y decir hola” (preferido por los hombres).
 
Usemos algo rojo
La Universidad de Rochester mostró que los hombres se sentían más atraídos por las mujeres que vestían con rojo en comparación con las que no usaban ese color. Otra investigación, también de la Universidad de Rochester, mostró que las mujeres que veían a los hombres con algo de rojo se sentían más atraídas por ellos que hacia los hombres que no usaban ese color.

Toque amable
Según un estudio publicado en la revista Social Influence, el toque de flirteo más eficaz tiene que ser suave (www.tandfonline.com). Por otro lado, ¿nos gustaría que alguien nos toque con agresividad mientras coqueteamos? No. El estudio también mostró que el tipo de toque que un ligero toque en el hombro o un apretón de manos son buenas opciones. 
 
Apuntemos con los pies
Según un estudio reportado por The Telegraph, las mujeres dirigen sus pies hacia la persona que les interesa. Si los cruza, muestra menos interés.

Una voz sexy

Los hombres no lo hacen tan bien cuando se trata de activar la voz sexy, pero las mujeres tienen todas las ventajas. Además de ser capaces de manipular con éxito la voz, si  la mujer está interesada tiende a hablar sin problemas y rápidamente. El hombre, en cambio, suele sonar vacilante.

El entusiasmo no debe estar ausente al hablar. Errores: hablar mucho de sí mismo, usar un tono monótono o tratar de mostrarse como experto en lo que sea desde el principio. 

Corrección política para dos

Midámonos. Hay una distancia social (3,6 a 1,2m) que debemos mantener. La zona personal está entre 1,2 m y 45 cm. Menos de 45cm es para familia y pareja. 

De otra etnia. Al conquistar a la persona de una minoría, hay que tener en cuenta que no nos debe nada. No está obligada a aceptarnos por el solo hecho de que nos interesamos. 

Racismo. Comentarios como “mi reina africana” o “sos muy linda para ser asiática” son, en el fondo, ofensivos, aunque parezcan elogios. Son trampas que nos tiende la costumbre. 

Consistencia. Decir “yo no veo el color” si queremos conquistar a alguien de otra etnia es falso. Hagámosle saber que ‘tomamos nota’ pero que no es lo esencial.

Tags