Los mercados y centros comerciales de la ciudad registran un movimiento poco usual de gente comprando vestidos, además de ropa interior y cotillón para la fiesta de Año Nuevo.

Los salones de belleza también se ven abarrotados de mujeres, principalmente jovencitas, que quieren recibir el 2016 con un nuevo look o que buscan realzar su belleza colándose pestañas postizas, una moda que se ha impuesto en esta temporada.

Los atelieres, donde puede adquirir vestidos exclusivos, también han tenido una mayor demanda por esta fiesta. El atelier de Adriana Echeverría, ubicado en la calle 8 y av. El Trompillo, por ejemplo, entregó 60 prendas confeccionadas a medida.

La diseñadora y propietaria Adriana Echeverría informó de que los vestidos de tonos blanco, rojo, azul intenso y piel combinado con colores pasteles son los que están de moda. Un vestido en este atelier cuesta $us 100 o más, pero la ventaja es que no encontrará a nadie más con la misma prenda.

No obstante, si no cuenta con mucho presupuesto, en los mercados puede encontrar vestidos a partir de Bs 70, siendo los de seda los más requeridos.

En los centros de abastecimiento también hay alta demanda de ropa interior en colores rojo, amarillo y blanco, que son los tonos más requeridos para despedir el año viejo.

Lourdes Turco, que tiene su puesto en La Ramada, indicó que las ventas de estas prendas se han incrementado y en su mayoría son las mujeres las que las buscan. Ayer, desde las 6:00 hasta las 10:00, ella había vendido 40 prendas, con precios que van desde los Bs 10.

Según Turco, las de color rojo, para el amor, y amarillo, para el dinero, son las que más se venden. De igual forma, los salones de belleza tienen bastante demanda. En el salón E-Lahes, ubicado en el Centro Comercial Norte, las mujeres ayer hacían filas para colocarse pestañas postizas