Escucha esta nota aquí

La selección francesa, que se impuso este martes a Bélgica en la primera semifinal del Mundial de Rusia 2018 por 1-0, jugará su tercera final de un Mundial. La primera la ganó ante Brasil en Francia 1998 y la segunda la perdió ante Italia, en Alemania 2006.