Escucha esta nota aquí

Más de 4.800 cirugías programadas y 542.000 consultas médicas fueron suspendidas en todo el país durante los 20 días del paro médico indefinido, según información proporcionada por el viceministro de Salud, Álvaro Terrazas.

Para el viceministro, urge que los galenos declaren un cuarto intermedio humanitario, porque los más perjudicados con la medida son las personas de escasos recursos que acuden a los hospitales públicos. A decir de Terrazas, las "pérdidas son incalculables", pues "hay gente que ha muerto" al no haber podido acceder a una atención médica oportuna y al haberse suspendido las quimioterapias.

El martes por la noche, los dirigentes del Colegio Médico de Bolivia y del Gobierno reanudaron el diálogo en la ciudad de La Paz y se logró firmar un acta de entendimiento para establecer mesas técnica de trabajo, por tiempo y materia, para analizar el artículo 205 del nuevo proyecto de Código Penal y el Decreto Supremo 3385. Además, se acordó analizar el tema de los aranceles.

Los médicos indicaron que hoy, hasta las 15:00, dirán si suspenden o no el paro indefinido, porque todo dependerá de la aprobación de las bases y sindicatos. 

Los médicos acatan un paro nacional desde el 23 de noviembre en rechazo al funcionamiento de la Autoridad de Fiscalización y Control del Sistema de Salud, establecido en el DS 3385, y a al artículo 205, del proyecto del nuevo Código Penal referido a la mala praxis que, a decir de los médicos, criminaliza la actividad médica.

El presidente en ejercicio Álvaro García Linera reiteró en Santa Cruz que el artículo 205 del Código de Sistemas Penales "es un buen artículo" y que los médicos se movilizaron para demostrar que hay oposición contra el Gobierno.

Recordó que las bases están siendo engañadas porque el artículo protege con tres blindajes para que no sea procesados por mala práctica.

Sostuvo que como los dirigentes firmaron el acuerdo, "ya no está en cancha del Gobierno el levantamiento de las medidas porque el Gobierno ha cedido y los médicos iniciaron una movilización que está comenzando a causar muertes. Pido a los médicos que levanten su medida", declaró.