Escucha esta nota aquí

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, denunció hoy que Estados Unidos "continúa con ilegales intervenciones" en América Latina, y que ha llegado la "hora para segunda y definitiva independencia" de la región.

Según el mandatario ecuatoriano, el intervencionismo de Washington se revela con acciones como la orden ejecutiva con la que declaró a Venezuela una "amenaza", o con el pedido de funcionarios estadounidense ante el Congreso de ese país de recursos para "defender la libertad de expresión" en Cuba, Venezuela, Ecuador y Nicaragua, dijo el mandatario.

"La orden ejecutiva" contra Venezuela firmada por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, "viola flagrantemente" el Derecho
Internacional y la Carta de la Organización de los Estados Americanos (OEA), y ha recibido como respuesta "un contundente" rechazo de la región, expresó Correa.

América Latina y el Caribe "nunca más aceptará la tutela, injerencia e intervención" extranjeras, expresó Correa en su discurso en la primera sesión plenaria de la VII Cumbre de las Américas, a la que asiste, por primera vez, Cuba.

La presencia de La Habana en la cita hemisférica representa el "triunfo irrestricto de la dignidad y soberanía", dijo Correa, que recalcó que la isla "nunca debió ser excluida" de la OEA.

"Queda por extirpar el inhumano e ilegal bloqueo" a la isla por
parte de Washington así como la "devolución del territorio ocupado
de Guatánamo".

Correa reiteró el anacronismo que, a su juicio, representa la OEA
y el sistema interamericano de derechos humanos, y tildó de "muy
mala" a la prensa de la región
porque responde a intereses de
elites. La región requiere un "sistema latinoamericano de derechos
humanos, todo está listo" para ello, aseveró.