Escucha esta nota aquí

Pasillos repletos de compradores en medio del ir y venir de voces y personas, así está la feria de Barrio Lindo a la que la gente ha acudido en masa para hacer sus últimas compras navideñas.

Debido a la cantidad de personas se hace difícil caminar por el lugar y más si se tiene en cuenta que en la mayoria carga de una a cuatro bolsas llenas de regalos, lo que obstaculiza aún más el paso.

Para Lourdes, una vecina del barrio Hermenca, soportar la calor y el "roce" es el "precio que se debe de pagar" por hacer compras de última hora.

La situación se torna caótica pues a la cantidad de clientes se agrega una legión de vendedores ambulantes asentados en la zona y decenas de vehículos que generan una "trancadera" en el tráfico.

"Lo bueno es que hay precios para todo bolsillo y la oferta es variada, lo malo es tener que soportar por algunas horas el "gentío" pero todo sea por llevarle su regalito a los más pequeños de la casa", expresó Julieta Melgar que junto a su esposo se dieron una "escapadita" para comprar juguetes y otros enceres navideños.

Se aumentan ingresos
Los comerciantes de Barrio Lindo coinciden en que sus ventas se han incrementado en las últimas semanas con la llegada de la Navidad y calculan que seguirán así pasada la fiesta de Año Nuevo. 

Recomiendan no llevar a menores
?Debido a la gran afluencia de gente en los mercados, la Policía recomienda a los padres de familia no llevar a sus niños para evitar el riesgo de extravío o de secuestro.